Grupo Orbe se certifica como empresa especializada en imVision de Commscope

Datos. Son la parte vital de tu empresa. Para mantener el flujo eficiente y libre de los datos, debes tomar las decisiones críticas para la empresa basándote en la información, no en suposiciones. imVision® de CommScope te ofrece la visibilidad y la perspectiva que necesita para dirigir la funcionalidad de su red con confianza.

La solución de gestión automatizada de infraestructuras (AIM) imVision de CommScope ofrece perspectivas verificables y visibilidad granular de la compleja e interdependiente capa física de su red y también de la multitud de dispositivos que se conectan a ella. Le muestra exactamente lo que tiene, cómo interactúan las distintas partes y dónde puede encontrar nuevas oportunidades de optimización. Para una empresa orientada hacia la red como la suya, imVision ofrece tres ventajas de TI críticas:

Optimización de la capacidad:

Con su capacidad para hacer un seguimiento de la utilización de paneles, cableado y puertos de la electrónica de red imVision proporciona datos en tiempo real sobre cómo se están utilizando los activos de la capa física al mismo tiempo que ayuda en el proceso de planificación. Puede ayudarle a afrontar los retos de capacidad sin grandes inversiones en infraestructuras adicionales; en lugar de eso, las sofisticadas herramientas de imVision revelan todos los componentes activos para mostrarle dónde puede sacar más partido a la infraestructura que ya tiene.

Optimización de la disponibilidad:

imVision reduce los procesos manuales que requieren mucho tiempo, generando órdenes de trabajo electrónicas y permitiendo la administración guiada de cambios de conectividad, reduciendo al mínimo el error humano y el tiempo de inactividad de la red. La visibilidad de los circuitos de extremo a extremo significa que todos los cambios se documentan totalmente de forma automática. Y en caso de fallo de la red, se puede establecer rápidamente un análisis de las causas para volver a estar en línea lo antes posible.

Optimización de la eficiencia:

La gestión en tiempo real de la capa física garantiza la identificación y redireccionamiento de los puertos de la electrónica de red abandonados, en lugar de permanecer inactivos mientras siguen consumiendo energía. También optimiza el despliegue y puesta en funcionamiento de servidores.